11 de septiembre de 2012

Bizcocho Secreto de Chocolate en forma de Tarta de Rosas

Queridos seguidores:

Sé que no he sido muy cumplidora y que me he pasado el verano sin tocar el blog, pero tengo excusas de mal pagador: que si el campamento de julio, que si en mi pueblo no hay comunicación con el mundo exterior...
Bueno, pero lo importante es que he seguido cocinando y que tengo mil cosas que enseñaros. Y para que no me odiéis mucho voy a compartir con vosotros el Famoso Bizcocho Secreto de Chocolate de Mi Familia.



Sí, no me he vuelto loca y os diré por qué. Los que conozcan la historia habrán estado a punto de fulminarme, pero tranquilos, os explico. Todo empezó cuando una anciana mujer, en su lecho de muerte, le reveló a mi madre la receta de un bizcocho de chocolate que salía riquísimo, que a todo el que lo probaba le encantaba, pero a cambio de no revelar la receta más que a una persona con tal de perpetuar la tradición, que era bien antigua. Mi madre, mujer piadosa, decidió hacer lo que la buena mujer le pidió. Como la tarea no era fácil, ya que todo el que probaba el bizcocho pedía inmediatamente la receta (y esto ocurría muy a menudo), mi madre decidió modificarla para así poder difundirla. Yo conozco las dos recetas, la auténtica y la modificada, (tranquilos, mi madre está viva) pero solo os enseñaré la modificada, transformada en una tarta de rosas.


Detalle del interior


He aquí la receta:

Bizcocho de chocolate:

Ingredientes: (para un bizcocho grande o dos pequeños)
  • 150 gr de chocolate puro Valor (justo media tableta)
  • 100 gr de mantequilla (sin sal, pero entera, no light ni margarina)
  • 4 huevos grandes
  • 150 gr de azúcar extrafino (el de toda la vida)
  • 100 ml de leche
  • 200 gr de harina
  • 24 gr de levadura Royal (un sobrecito y medio de 16 gr cada uno)
Preparación:
  1. Derretir el chocolate junto con la mantequilla casi dos minutos en el microondas (podéis hacerlo en el bol que uséis para mezclar toda la masa). Sacar y mezclar con varillas manuales.
  2. Incorporar los huevos uno a uno sin dejar de batir.
  3. Añadir el azúcar y seguir batiendo.
  4. Añadir la leche y batir.
  5. Poner a precalentar el horno a 180º.
  6. En un bol aparte, mezclar bien la harina con la levadura hasta formar una mezla homogénea.
  7. Añadir la mezcla seca de harina y levadura poco a poco a la masa líquida anterior, sin dejar de batir (ahora la masa se hinchará un poco, pero eso es por la levadura; no hay que esperar a que baje).
  8. Forrar el interior de uno o dos moldes con mantequilla o harina y llenarlo/s con la masa, hasta un máximo de 2/3 de la altura del molde.
  9. Hornear a 180º en el horno precalentado durante un cuarto de hora con o sin aire, eso depende de vuestro horno. El tiempo también es relativo y yo no le hago caso nunca. Sí, ya sé que soy un desastre en eso y en las cantidades, que todo lo hago a ojo, pero creedme, lo mejor es ver el desarrollo del horneado de la masa y, cuando veáis que el exterior se ha oscurecido un poco y que el bizcocho ya no sube más, pinchadlo con un palillo (hasta el fondo y en el centro, no vale en una esquinita) y, si sale limpio, la masa ya está hecha.
  10. Sacar y dejar enfriar un rato en la encimera, y, si hace calor, un poco en la nevera una vez frío.
  11. Listo para rellenar, decorar o degustar tal cual.
Consejos:
  •  Este bizcocho necesita hacerse con chocolate puro Valor, ya que su sabor es el mejor para este caso.

Buttercream rosa de vainilla: (versión modificada según mi criterio de la receta de buttercream de Alma, de Objetivo: Cupcake Perfecto): Buttercream de vainilla infalible

 Ingredientes: (para cubrir este bizcocho y que sobre un poquito por si acaso)
  •  400 gr de azúcar glass (o de icing sugar, que es más fino)
  • 200 gr de mantequilla a temperatura ambiente (sin sal, pero entera, no light ni margarina)
  • 4 cucharadas de leche (yo lo hago más bien a ojo)
  • extracto de vainilla (de ese que es oscuro y espesito, que es el más natural) (como unas tres cucharaditas, pero guiaros por vuestro olfato y vuestro gusto metiendo un dedo en la mezcla y degustándola)
  • colorante en polvo o en gel (no líquido) rojo o rosa, según el color que queráis
Preparación:
  1. Con un tenedor, deshacer la mantequilla que DEBE estar a punto de poma, es decir, como una crema más bien sólida. Basta con sacarla de la nevera como un cuarto de hora antes.
  2. Añadir el azúcar glass y la leche y mezclar con el tenedor hasta que todo el azúcar esté "manchado" de mantequilla y leche. Esto es así porque si batimos con la batidora la mezcla nada más añadir el azúcar, nos salpicará una nube blanca que hará que todo se vuelva pegajoso (aunque es muy divertido sacar la lengua y lamerse los labios llenos de azuquítar en polvo).
  3. Añadir el colorante y el extracto de vainilla y mezclar con el tenedor.
  4. Meter ahora la batidora de VARILLAS y batir a velocidad media-baja un ratito, hasta que la crema esté bien homogénea (pero NO líquida).
  5. Guardar en la nevera unos 5 minutos antes de usar.
Consejos:
  • Si la crema final está muy líquida, podéis corregirlo metiéndola un rato en la nevera. Si hacéis esto y se os queda muy sólida, basta con sacarla un ratito antes de usarla, pero lo mejor es no hacer esto muy a menudo. Con la práctica aprenderéis a jugar con la temperatura ambiente y con el tiempo de batido, para que vuestro buttercream quede perfecto.
  • Cuando metáis la batidora, procurad tapar el bol con un trapo o con papel film, porque salpicará igualmente migas de mezcla.
  • Con la nueva moda de la repostería creativa descubriréis que la jerga usada contiene muchos anglicismos. Se os entenderá mejor si habláis de buttercream y de fondant que si decís "crema de mantequilla" y "pasta de azúcar", pero aún así podéis utilizar los términos en castellano, ya que son igualmente válidos.



Montaje de la tarta:
  1.  Cortar el bizcocho en tres capas (osea, haciéndole dos cortes horizontales), para lo que yo usé una sierra para tartas.
  2. Rellenar el bizcocho con dos mermeladas diferentes (yo usé mermelada de frutos rojos y de naranja amarga, para contrarrestar el dulzor de la crema, además de que las mermeladas ácidas van genial con el chocolate).
  3. Cubrir el bizcocho con una fina capa de crema (para "pegar las migas") y meter en la nevera un rato, hasta que la crema se solidifique.
  4. Sacar el bizcocho y cubrir con una capa de rosas hechas con manga pastelera y el resto de la crema.
  5. Meter otro rato en la nevera y... ¡listo!





Consejos:
  • Para hacer las rosas usé la boquilla 1M de Wilton, que es muy versátil y salen unas rosas preciosas.
  • Visitad el blog de Alma, que es una PASADA. Es el que he comentado arriba: Objetivo: Cupcake Perfecto

Muchas gracias por visitarnos y ¡no dejéis de comentar!

Con cariño,

Ana

2 comentarios:

  1. ya te contaré como me ha salido! aunque lo he modificado un poco!! jiji Gracias por la receta!! muuaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti, Ruth! Sí, ya me contarás :)
      Besos,
      Ana

      Eliminar

Estamos encantados de recibir vuestros comentarios. Para nosotros son muy importantes porque gracias a ellos podemos seguir mejorando el blog. ¡Así que no dejéis de comentar!