7 de febrero de 2014

Cupcakes ligeros de cítricos y crema de queso

Buenas tardes.

Debo confesaros algo:


Os he mentido... Algunas veces... Bueno, solo algunas...


Veréis... No sé cómo decíroslo... Bueno... Allá va...



No me gusta la mantequilla.


Ala. Ya está. Ya lo he dicho. Ufff... Menudo descanso...




Bueno, dicen que el primer paso para cambiar algo es reconocerlo.

Así que se supone que ya he dado el primer paso.

Lo bueno es que también he dado el segundo y he hecho unos cupcakes de cítricos SIN mantequilla.

Y estaban... Ummmmmmmmm... Sin palabras.



La verdad es que temía resignarme a no poder hacer cremas que aplicar con la manga pastelera, cremas consistentes y apetitosas, pero afortunadamente he encontrado varias soluciones al respecto que os iré contando para que aquellos a los que no os guste la mantequilla no tengáis que renunciar a elaborar ricos y atractivos cupcakes y pasteles.

Así que aquí os presento unos de los cupcakes más deliciosos, ligeros, jugosos y apetecibles del mundo entero y parte del Universo. Cuando los probéis sabréis a qué me refiero.

¡Y no necesitamos ninguna herramienta especial para prepararlos, ni siquiera batidora!




Pero vamos con la receta:

Cupcakes de cítricos con crema de queso

Ingredientes: (para unos 20 cupcakes)
  • 3 huevos M
  • 160 gr de azúcar
  • 170 ml de aceite de oliva
  • La ralladura de la piel de un limón, una lima, una naranja y una mandarina (sin coger la parte interna o blanca de la piel, que amarga)
  • 240 ml de leche
  • 280 gr de harina
  • 1 pizca de sal
  • 2 sobres de gaseosas

  • Crema de queso batida a mano (ver más abajo)
  • Lemon Curd o nuestra mermelada de cítricos favorita (sí, lo sé, el Lemon Curd lleva mantequilla; pero solo un poquitín)


Elaboración:
  1. Batimos a mano los huevos hasta conseguir una mezcla homogénea. Añadimos el azúcar poco a poco y sin dejar de batir. Hasta que la mezcla se monte un poco.
  2. Añadimos el aceite poco a poco y sin dejar de batir.
  3. Rallamos finamente las pieles del limón, de la lima, de la naranja y de la mandarina y las mezclamos entre sí.
  4. Añadimos la ralladura a la masa y batimos hasta integrarla.
  5. Mezclamos la harina con la levadura y con la pizca de sal y, con ayuda de un colador, tamizamos esta mezcla sobre la masa de huevo, en 3 tandas y alternándola con la leche (harina-leche-harina-leche-harina-leche). Batimos bien todo el rato a mano (es lo mejor para que los cupcakes salgan jugosos).
  6. Cuando la mezcla esté lo más homogénea posible, añadimos las gaseosas: primero las dos partes blancas y luego las dos azules, removiendo bien cada vez.
  7. Removemos la mezcla hasta incorporar bien las gaseosas y dejamos reposar 15 min.
  8. Ponemos el horno a precalentar a 170º sin aire.
  9. Rellenamos las cápsulas de magdalenas que habremos puesto sobre un molde metálico para cupcakes. Para verter la masa en las cavidades podemos ayudarnos de una cuchara de helado.
  10. Horneamos 15-20 minutos a 170º o hasta que, al pinchar un palillo, este salga limpio.

Crema de queso (sin necesidad de batidora)

Ingredientes:
  • 200 gr de azúcar glass
  • 150 gr de queso Philadelphia normal (quitándole el suero, atención)
Preparación: (esto es lo mejor de todo... ¡Porque no necesitamos batidora!)
  1. Con un tenedor o un cuchillo sin punta, batimos el queso hasta obtener una mezcla consistente (simplemente hay que hacer que pierda la forma de la tarrina, pero no hace falta dejarse el brazo en ello).
  2. Añadimos el azúcar glass poco a poco, mezclando bien (es recomendable hacerlo en un recipiente alto, porque saltará todo el azúcar).
  3. Cuando el azúcar esté bien integrado, metemos la crema en la nevera y cuando queramos usarla la sacamos.



Montaje de los cupcakes:

  1. Dejamos enfriar los cupcakes por lo menos durante dos horas.
  2. Los vaciamos con ayuda de un descorazonador de manzanas y los rellenamos con Lemon Curd (crema inglesa de limón) o con mermelada de limón, naranja o lo que queramos.
  3. Cubrimos la parte superior de los cupcakes con la crema, untándola con ayuda de una espátula o un cuchillo (yo lo hice con la parte lisa de un cuchillo).
  4. Decoramos con rodajas de naranjitas escarchadas, con gajos de mandarina o con lo que queramos.
  5. Listos para disfrutar. 
  6. (Recomendable conservarlos en la nevera).



Gracias por visitarnos y, muy pronto, más recetas deliciosas sin mantequilla.




Besos,


Ana









4 comentarios:

  1. Ana!! Eres super graciosa!!!! Me encantas!! Que sepas que voy a intentar hacerlos!!!!! Un besazo guapa!!

    ResponderEliminar

Estamos encantados de recibir vuestros comentarios. Para nosotros son muy importantes porque gracias a ellos podemos seguir mejorando el blog. ¡Así que no dejéis de comentar!